Una de las tendencias más recurrentes en cuanto a suelos para hogares son los suelos laminados por sus muchas ventajas estéticas y prácticas que ofrecen a la hora de renovar el aspecto de nuestras casas, sin tener que hacer grandes desembolsos de dinero. Precisamente por estos y por otros muchos motivos, es por lo que cada vez más propietarios piden presupuestos a profesionales o se deciden a instalar ellos mismos suelos laminados en sus casas.

Si tu también has decidido dar un nuevo aspecto a tu casa cambiando el suelo, te recomendamos leer este artículo en el que te informamos de cuáles son los mejores suelos laminados que puedes elegir para instalar en tu casa. Los suelos y pavimentos de nuestras casas son uno de los elementos que más destacan en la decoración y al mismo tiempo el que debe ser el más resistente a roces, caídas de objetos y arañazos, además de las continuas pisadas. Por ello, no podemos obviar la importancia de hacer la elección correcta

Mejores marcas de suelos laminados

Suelos laminados Tarkett

Cuentan con una garantía de durabilidad de entre 20 y 25 años de uso doméstico y comercial, según la línea. Son la opción perfecta para dormitorios, salas de estar y pasillos, en definitiva espacios concurridos, ya que tiene muy buena resistencia a los arañazos. Esta marca, además, dispone de líneas específicas para baños y cocinas, que son muy resistentes frente a los derrames de líquidos y agua.

Son fáciles de instalar, gracias a su sistema de clic de doble enganche, que no requiere colas. Sin duda este es uno de sus puntos fuertes. Aunque pocas, esta marca tiene algunas líneas compatibles con suelos radiantes.

Suelos laminados Paviservi

Esta marca cuenta con un enorme catálogo en el que poder elegir, todos ellos entre los niveles de dureza AC4 y AC5. Ofrece suelos laminados en dos líneas comerciales: Diamante, Diamante Plus, Natur y Natur Sincro Plus. Están fabricados con laminas  HDF lo cual los hace perfectos para estancias de alto tránsito. Cuentan con una garantía de duración de entre 15 y 25 años, dependiendo de la serie.

Su instalación es muy sencilla gracias al sistema de UNICLICK®. Además, son compatibles con todo tipo de productos profesionales y especiales para mantenimiento y limpieza de suelos laminados. Ver más, aquí.

Suelos laminados Quick Step

Se trata de un pavimento laminado de uso doméstico de alta calidad, capaz de resistir tacones, arañazos, suciedades y golpes. Todos los suelos de esta marca están protegidos con un tratamiento llamado Scratch Guard, que les aporta resistencia frente a los arañazos y el desgaste superficial del día a día. Además, cuentan con un recubrimiento HydroSeal, que impide que el agua se filtre entre las ranuras de las tablas y resiste los derrames de agua y la humedad. Por ello, son ideales para zonas húmedas como los cuartos de baño.

Son muy sencillos de instalar gracias a sus sistemas «Uniclic y Uniclic Multifit». Además, permite varios métodos de instalación: colocación horizontal, giro y clic y deslizamiento y clic. También son compatibles con suelos radiantes a baja temperatura.

Suelos laminados Haro

Suelos que cuentan con una duración de 25 años en uso doméstico. Su capa protectora «Overlay» lo convierte en un pavimento laminado muy resistente. Están formados por maderas coníferas, una estupenda solución para la instalación en zonas húmedas. Según la linea y modelos que escojamos cuentas con propiedades AquaReject o AquaResist.

Respecto a su instalación, su sistema Top Connect hacen que sea uno de los suelos laminados más fáciles y rápidos de instalar. La serie de suelos Silent Pro cuenta con una base insonorizante que los hace perfectos para la calefacción por suelo radiante.

Suelos laminados Faus

Faus es una marca que pone mucho cuidado en la elección de los materiales con los que fabrica sus laminados, y eso se nota en cuanto a resistencia, abrasión y humedad. Sus líneas de suelos entran dentro de las categorías AC5 y AC6, que cuentan con una duración de 25 años de uso. Al estar fabricados por medio de un tablero «Xtreme» son capaces de soportar zonas húmedas como cocinas o baños,

Su instalación se realiza por medio de montaje flotante sobre una manta que recibe el nombre de «underlay», que proporciona un excelente aislante térmico y acústico. El único pero que tiene esta marca de pavimentos laminados es, que no es compatible con suelos radiantes.

Tipos de suelos laminados para casas

Por suerte, hoy en día podemos encontrar una enorme gama de colores en suelos laminados. Una cuestión que fundamentalmente se encuentra en el gusto de cada uno a la hora de tomar una decisión como esta. Sin embargo, más allá del color, hay unos tipos de suelos laminados mejores que otros. Por ello, nosotros sólo vamos a recomendarte los mejores suelos laminados.

En primer lugar, los suelos laminados se clasifican en base a la resistencia, según la intensidad y tipo de uso, pudiendo encontrar:

  • Suelos laminados de uso doméstico moderado 21. Para áreas residenciales con poco uso, como por ejemplo los dormitorios.
  • Suelos laminados de uso doméstico general 22. Para áreas residenciales con uso medio, como por ejemplo las salas de estar.
  • Suelos laminados de uso doméstico intensivo 23. Para áreas residenciales con uso intensivo, como por ejemplo las salas de estar.
  • Suelos laminados de uso comercial moderado 31. Para áreas comerciales con bajo uso o intermitente, como por ejemplo una oficina pequeña o la habitación de un hotel.
  • Suelos laminados de uso comercial general 32. Para espacios comerciales con uso medio, como podrían ser las oficinas.
  • Suelos laminados de uso comercial intenso 33. Para áreas comerciales con uso intensivo al estilo de un centro comercial o un supermercado.

Por otra parte, la normativa UNE-EN 13329 establece unas especificaciones, creando otra clasificación entre los que se encuentran los tipos anteriores según los siguientes parámetros:

  • Resistencia a la abrasión (AC): mide la abrasión y su resistencia según los diferentes tipos de suelo. Va desde AC-1, nivel de desgaste inferior, hasta AC-5. En los últimos años ha comenzado a desarrollarse un nuevo nivel AC-6. Para uso doméstico normal, los profesionales recomiendan un nivel AC-3.
  • Resistencia al impacto (IC).
  • Resistencia al manchado.
  • Resistencia a las quemaduras superficiales.
  • Efectos causados por patas de mobiliario y otros objetos.
  • Hinchazón en espesor.

Además, según el tipo de fabricación podemos encontrarlos de tipo presión directa (DPL) y alta presión (HPL).

¿Qué es un suelo laminado?

Los suelos laminados son un tipo de pavimento elaborado a base de varias capas de materiales que derivan de la madera y otros materiales sintéticos que imitan diferentes acabados, que es lo que realmente aporta el aspecto final al suelo laminado. Uno de los acabados más comunes es la madera, aunque últimamente se han puesto muy de moda acabados como el hormigón pulido, cerámicas o el metal oxidado.

Una de las ventajas de los pavimentos laminados es la dureza, de hecho todos ellos están clasificados en base a esta característica aplicada a usos y resistencias, además del impacto y el desgaste. Tal como aparece en la siguiente imagen, la estructuración del suelo laminado y sus capas es lo que lo hacen resistente al desgaste, pero también a la decoloración con el paso del tiempo y a las manchas.

Entre sus muchas ventajas, los suelos laminados son muy sencillos de instalar, ya que no es necesario retirar el pavimento antiguo para colocar este. Además, respecto a relación calidad-precio es mucho más económico que instalar un suelo de madera natural. De hecho, son más resistentes que el parqué natural, por lo que son más adecuados para lugares de mucha actividad y transito. Prácticamente están a prueba de impactos, arañazos, agentes químicos, agua o manchas. Por otra parte, no cambian de color a causa de la incidencia de la luz solar y son compatibles con calefacciones y suelos radiantes. Tienen un mantenimiento y limpieza muy prácticos, ya que no es necesario acuchillarlo o barnizarlo, al contrario que en el caso de las maderas naturales.

¿Cómo elegir un suelo laminado?

A la hora de elegir cuál es el mejor suelo laminado para tu casa, debes fijarte en otros aspectos a parte de la clasificación que hemos mencionado antes. Como son:

El color del suelo laminado, pudiendo encontrar una enorme gama. Por lo que no tendrá problemas para encontrar tu preferido y que quede ideal con el resto de la decoración de tu casa. Los hay en colores claros como el pino, hasta colores oscuros como el nogal. Ten en cuenta que los colores claros aportarán más luminosidad y amplitud en las estancias de tu casa, mientras que los oscuros darán más sensación de recogimiento y calidez.

El tipo de revestimiento y acabados en la superficie, que podrás elegir en función del estilo de tu decoración para conseguir el efecto que desees. De esta forma, podemos diferenciarlos según textura (con o sin relieve), según su acabado (con brillo, poro, aserrado, sincronizado o estructurado) y según su diseño, y es en este caso en el que las posibilidades son verdaderamente infinitas.

El grosor del pavimento, el cual importa y bastante. Según el uso que demos a las estancias o la zona en la que coloquemos el pavimento, necesitaremos un grosor mínimo u otro en las lamas. Además, esta cualidad viene acompañada de dureza y estabilidad. De esta forma:

  • Dormitorios con uso moderado: 6 o 7mm
  • Dormitorios infantiles, salas de juegos, cocinas y salones con uso intenso: de 7 a 10mm
  • Dormitorios infantiles, salas de juegos, cocinas, baños y salones, además de zonas comerciales con uso muy intenso: de 8 a 12mm.

El desgaste y la abrasión, el cual establece a tolerancia a los roces, las pisadas, los golpes… clasificación que hemos visto anteriormente. Debes tener en cuenta que para las zonas humedas como las cocinas y los baños necesitarás mayor resistencia.

¿Cómo instalar un suelo laminado?

Lo primero de todo debes fijarte en el pavimento de origen para elegir el suelo laminado que instalarás. No todos los pavimentos permiten la instalación de suelos laminados, es el caso por ejemplo de la moqueta, que tendrás que retirarla previamente. A continuación, te explicamos el paso a paso para instalar tu nuevo laminado.

El paso inicial es planificar la instalación, es importante la forma y el sentido en que coloquemos las lamas por dos motivos:

  • Desde el punto de vista estético, teniendo en cuenta la orientación de los elementos del suelos, la incidencia de la luz o el ángulo de visión, que pueden influir de forma considerable en la percepción las dimensiones y el espacio. Si colocamos las lamas en la misma dirección que la luz solar de la ventana conseguiremos aumentar la sensación de espacio.
  • Desde el punto de vista funcional: los expertos en decoración recomiendan la instalación de las lamas en paralelo a la pared más larga de la estancia. En el caso de ser habitaciones de tamaño reducido, es recomendable emplear tablas estrechas que ayuden a mejorar la sensación visual de amplitud.

También debemos tener en cuenta las propiedades higroscópicas de las tablas. Es decir, con los cambios de temperatura las tablas se contraerán o expandirán. Por tanto, es recomendable establecer una serie de juntas de dilatación para compensar estos cambios: juntas perimetrales, juntas de expansión y juntas de transición entre perímetros.

Aprovechamos para compartir contigo un video explicativo sobre el procedimiento de instalación de suelos laminados.

 

Comentarios